Los cargos contra los integrantes de la banda polaca de Death Metal DECAPITATED aumentan Después de haber sido arrestados en Estados Unidos, Acusados de secuestro se suma un nuevo cargo: violación en grupo.

Los músicos –Michał M. Lysejko, Waclaw J. Kieltyka, Rafal T. Piotrowski y Hubert E. Wiecek– fueron detenidos el sábado después del concierto que ofrecieron en el The Observatory de Santa Ana, California, acusados de secuestrar a una mujer después de su actuación en la sala The Pin de Spokane, Washington el 31 de agosto, con THY ART IS MURDER.

The Spokesman-Review informa además de que la mujer ha declarado haber sido violada en grupo por los cuatro miembros de DECAPITATED en el baño de su autobús de gira, según los documentos del juzgado desvelados ayer lunes.

Violación en grupo

El medio ha reproducido los hechos a partir de los documentos del juzgado:

La presunta víctima y su amiga declararon a la policía de Spokane que asistieron al concierto del 31 de agosto en el The Pin, 412 W. Sprague Ave., y después trataron de sacarse fotos con el batería de otra banda. Un guardia de seguridad dijo a la policía que el concierto acabó sobre las 23:00 horas.

Las mujeres terminaron hablando con miembros de DECAPITATED y fueron invitadas a tomar algo en el autobús de gira aparcado fuera del recinto.

Una de las mujeres “describió estar emocionada por estar en el bus, y uno de los miembros del grupo empezó a tocarle los pechos. Fue identificado posteriormente como el batería,  Michał Lysejko“.

La misma mujer “estaba incómoda y dijo que los músicos empezaron a hablar entre ellos en polaco”, según los documentos. “Describió que las sensaciones en el autobús cambiaron, y uno de los miembros comenzó a mirarlas como si fueran presas“.

La mujer dijo que miró a su amiga “para indicar que necesitaban salir de allí”. Luego fue a usar el baño y fue seguida por el cantante principal, Piotrowski.

La mujer declaró a la policía que Piotrowski comenzó a besarla después de que ella terminó de usar el baño, y se resistió cuando empezó a quitarle el cinturón. Dijo que quería salir del bus con su amiga, pero un miembro de la banda indicó que su amiga ya se había ido, diciendo “tienes que pasártelo bien. Ella te ha dejado aquí”.

La mujer “trató de empujar a Piotrowski pero él le agarró el brazo y la giró poniéndola mirando al lavabo y al espejo del baño. Vio en el espejo y por el rabillo del ojo a cada uno de los miembros de la banda turnándose para violarla“.

La amiga dijo que vio a los miembros de la banda violar a la otra mujer, y Piotrowski le pidió que le practicara sexo oral. Cuando la amiga se negó, “fue tirada al suelo, sufriendo magulladuras en sus rodillas y espinillas“.

Después de dejar el bus de gira y conducir lejos, a las 00:43 horas, la amiga fue dejada en North Washington Street, cerca de West Boone Avenue, sospechosa de haber conducido bajo la influencia de sustancias.

En el asiento trasero del coche patrulla, le fue permitido usar su teléfono para llamar a la otra mujer, que denunció la violación. Un agente dijo que no podía ayudar sin una dirección específica para proceder con la investigación.

La presunta víctima describió su cuerpo como “roto”. “Después de un periodo de tiempo indeterminado”, dijo a la policía, “Waclaw (Kieltyka) le ayudó a ponerse la ropa y la llevó fuera del bus con otro hombre”.

Anduvo hacia el norte desde The Pin y llamó a varios miembros de su familia antes de llamar al 911. Un oficial la encontró cerca de North Post Street y West Buckeye Avenue, a unas dos millas de la sala. El oficial también pasó por The Pin y “revisó el área donde estaba el autobús, pero la banda ya había dejado Spokane”.

La mujer fue llevada al Hospital Providence Holy Family para un examen de asalto sexual.

Los detectives vieron que tenía “magulladuras importantes en los brazos, relacionadas con haber sido retenida” y “pequeñas abrasiones en sus nudillos que tenían costra”. Durante la violación, dijo que estuvo “pegando puñetazos a la pared para intentar distraerse de lo que estaba ocurriendo“.

Interrogatorio a los miembros de DECAPITATED

Los documentos judiciales indican que los detectives de la oficina del Sheriff del Condado de Los Ángeles interrogaron a los músicos de DECAPITATED.

Lysejko, el batería, “sólo declaró que no sabía quiénes eran las chicas” cuando le mostraron una imagen de ellas. “Dijo que no hablaría sin tener un traductor”.

Kieltyka, guitarrista, dijo a los detectives que vio tanto a Piotrowski y Wiecek manteniendo relaciones sexuales con la mujer en el baño. Accedió a dar una muestra de ADN, recogida como prueba.

Piotrowski “admitió que hubo una fiesta en el bus y que las mujeres estuvieron presentes. Después pidió un abogado y un traductor, negándose a hacer más declaraciones”. Se negó a dar una muestra de ADN.

Wiecek, el bajista, admitió que la mujer había estado en el autobús, pero dijo que él “se sentó en el sofá y no vio lo que estaba pasando. Después dijo que necesitaba un traductor para no ser malinterpretado. También dijo que no se forzó a nadie a subir al autobús. Después dijo que no recordaba qué había ocurrido”. También se negó a dar una muestra de ADN.

Un quinto hombre, Wojciech Cichocki, dijo a los detectives que estaba durmiendo en la cabina del bus y nunca vio a la mujer que denunció la violación. Cichocki dijo que sólo vio “brevemente” a la amiga. “También hizo una referencia a su cuenta de Instagram pero sin profundizar en ello”.

Los cuatro miembros están en la prisión de Los Ángeles esperando la extradición a Spokane.

El abogado defensor de la banda, Steve Graham, asegura que hay “testigos que pueden declarar que la denunciante acudió a visitar al grupo por su propia voluntad y se fue en buenos términos“.

Qué opinas del Artículo?

comentario(s)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here